Las “corren” a balazos: hoy regresan y se dan cuenta que el lugar es un cementerio clandestino

El colectivo de madres con hijos desaparecidos, “Sabuesos Guerreras” se encontraban realizando una expedición de búsqueda de personas desaparecidas, en una zona entonado en las inmediaciones de la sindicatura de Culiacancito, municipio de Culiacán, Sinaloa, cuando fueron atacadas a balazos.

Las mujeres salieron rápidamente del lugar por el temor a perder sus vidas y se trasladaron hasta la gasolinera más cercana a refugiarse y dar aviso a las autoridades de seguridad.

María Isabel Cruz Bernal, lider del colectivo narró cómo recién habían encontrado una fosa, cuando escucharon los estruendos muy cerca de ellas, por lo que tuvieron que salir de inmediato dejando todas sus herramientas de expedición de búsqueda de restos humanos en el sitio.

Tras la llegada de las autoridades de los tres ordenes de Gobieno, se trasladaron nuevamente al lugar y se dieron cuenta que sus pertenencias habían sido robadas, por lo que tuvieron que abandonar la búsqueda.

Hoy, las rastreadoras, acompañadas de un operativo de Seguridad y elementos de la Comisión Nacional de búsqueda de personas desaparecidas acudieron al mismo sitio donde fueron “ahuyentadas” a balazos, y se percataron que el lugar es un “cementerio clandestino” ya que localizaron cuatro fosas clandestinas.

Las cuatro osamentas se localizaron en un predio abandonado y enmontado que se ubica en las instalaciones de una antigua granja de puercos, al sur de la sindicatura de Culiacancito.

Hasta el momento son cuatro los cuerpos localizados, sin embargo se presume que puede haber más, por lo que los trabajos se excavación continuarán.

De acuerdo al informe de la Comisión Nacional de Búsqueda, Sinaloa ocupa el primer lugar entre todos los estados de la República Mexicana, como el lugar con más hallazgo de cuerpos en fosas clandestinas.

Artículos relacionados

Compartir Artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on tumblr